Categoría: asia

Historia de un mercado: el Gran Bazar de Estambul

El Gran Bazar, construido bajo el mando de Mehmed el Conquistador, es un histórico centro comercial rodeado de tiendas cubiertas con tejados y cúpulas. Los dos bazares forman el núcleo de la gran área con su nombre histórico, «Çarşu-yı Kebir». La construcción del primer bazar, Cevahir, se completó en la década de 1460 y fue concedido por el Sultán Mehmed a Santa Sofía. Más tarde desarrolló una variedad de tiendas y puestos que acabaron convirtiéndose en el centro de la vida comercial.

El bazar de Estambul
Vista aerea del bazar

Fundado en 1461 con su diseño estético se asemeja a un gran laberinto. La histórica zona comercial consta de cerca de 60 calles y más de 4000 tiendas y está situada en un área de 30.000 mil metros cuadrados. A primera vista, la plaza exhibe una compleja estructura de elementos coloridos con una atracción principal: Cevahir Bedesten. Tiene un aspecto arquitectónico monumental y está dividido en 15 secciones separadas. Cada sección en sí misma consiste en una vista cubierta por una cúpula. «Sandal Bedesten» fue diseñado para estar rodeado de 50 cúpulas. Este bazar cubierto decorativo es uno de los principales ejemplos de la arquitectura turca en diseños de cúpulas; estos dos importantes bazares se caracterizan por ser las ciudadelas del Gran Bazar.

En la historia estos dos edificios han sido conocidos por sus gruesas cajas fuertes de hierro. Los comerciantes guardaban en estas cajas fuertes de hierro: su capital, ahorros y joyas, así como los registros y documentos de registro del Gremio. Actualmente el Gran Bazar atrae la atención de una gran multitud de visitantes, a cada hora del día y gracias a su oferta de comercios de joyas, antigüedades y gastronomía.

Migaban, el especielista en comida coreana

Hoy quisiera presentar a nuestros clientes la nueva oferta del mercado, la tienda asiática Migaban. La tienda se especializa principalmente en productos coreanos y japoneses; puedes conseguir todo lo que necesites (y también lo que no necesites), desde aderezos de sésamo, salsas de soja y variedades de mirin, hasta algas marinas, edamame, furikake, mochis, además de fideos udon, ramen, yakisoba, etcétera. Pero además de la oferta gastronómica la tienda coreana ofrecerá la mayor variedad de tés y dulces de la ciudad. E importante remarcar que como cualquier producto del mercado todos son productos frescos, y más las variedades de tofu, miso y kimchi que preparamos a diario para su consumo.

mercado asiático
La oferta coreana que esperabas

En resumen, el puesto asiático de Migaban es un gran lugar a donde ir si necesitas ingredientes coreanos o japoneses. Realmente tienes muchas opciones de diferentes marcas e incluso productos importados directamente de Asia. La ubicación ya sabes que es genial, así que puedes combinar las compras con otras actividades en la ciudad. Sin embargo, hay que advertir que el promedio de los precios es ligeramente más caro (un 10%) que tiendas coreanas o asiáticas más pequeñas debido a la alta calidad de los productos. Por lo tanto, cada uno es libre de comparar tranquilamente los precios y sólo comprar allí las cosas que no están disponibles en otros lugares. Eso sí, una vez conozcas Migaban no podrás resistirte a su oferta. Como el delicioso Kimchi tradicional:

¿Qué es el kimchi?

El kimchi es un plato tradicional coreano, que es el término genérico para preparar las verduras. Las verduras se sazonan y se encurten. Durante el proceso de preparación se produce la fermentación, que asegura que los vegetales adquieran su especial carácter ácido. En Corea, el buen Kimchi se fermenta a veces durante 12 meses. Un proceso de fermentación tan largo es, estrictamente hablando, un mosto para cada Kimchi. Además, la fermentación desarrolla bacterias valiosas que se dice que tienen propiedades saludables para el cuerpo humano. El Kimchi es, por así decirlo, comparable al chucrut alemán, que también se cocina durante más tiempo. El nombre «Kimchi» proviene originalmente de «shimchae», que significa «verduras saladas». Con el tiempo, este significado ha evolucionado hasta convertirse en «Kimchi» y se ha establecido firmemente en la cultura coreana.

El kimchi se ha convertido en un éxito de las exportaciones coreanas durante los últimos años. Cada vez más personas en los países occidentales quieren comer este alimento saludable y producirlo ellos mismos. Como resultado, el comercio del kimchi está floreciendo en los supermercados asiáticos y el estilo de vida saludable se está viviendo con más fuerza. La tendencia alimentaria actual, que se está moviendo hacia alimentos saludables, preferiblemente bajos en carbohidratos y sin grasas, también incluye el sabroso superalimento Kimchi. Más y más amantes del kimchi están haciendo su propio kimchi en casa o pidiéndolo por Internet.

¿Pero es como se dice un súper alimento? Exactamente, porque todas las variedades de Kimchi tienen un valor añadido especial para el cuerpo humano. Estudios científicos han demostrado que el consumo regular de Kimchi promueve significativamente la salud. Para más detalles, véase el capítulo sobre «Salud».

Recuerda que ahora podrás disfrutar del mejor Kimchi de la ciudad en Mercado Moncloa.

kimchi
El mejor secreto de Corea está en Madrid

Cierra el famoso mercado de insectos de Beijing

El mercado nocturno de Donghuamen, en Beijing, ha cerrado sus puertas. Conocido por haber vendido deliciosos insectos (escorpiones y moscas, entre otras delicateses) durante más de tres décadas ha llegado a su fin. Lugar popular entre turistas y locales las autoridades decidieron cerrarlo después de las fuertes críticas y las denuncias de vecinos. Según dicen, por ruidoso y por el fuerte olor a tofu podrido.

Tienda de insectos

Abierto en 1984, el mercado no solo vendía insectos, también ofrecía una gran variedad de artículos de comida tradicional china que iba desde los rollos de pescado y los huevos de pato hasta todo tipo carnes. Situado en el centro de Beijing, en una sola calle de de poco más de 300 metros de largo, el mercado se ha convertido en un destino popular en los últimos años.

Pero los funcionarios se preocuparon recientemente por la falta de almacenamiento adecuado. También los alimentos y el hecho de que el mercado tendiera a dejar sus residuos en medio de la calle.

Eso sí, aunque Donghuamen esté cerrado, lo de comer insectos en China está lejos de acabarse. Más aún, los chinos tienen una máxima que asegura que la gastronomía con insectos es «nuestro futuro».